"U.P.I." - Unidades de Paisaje Individual. 

Concurso 2020

Ubicación: Campus ITESM - Monterrey

Año: 2020

Cliente: Instituto Tecnológico de Monterrey - Laboratorio de arte AC - Concurso "Estética de la distancia" Fondo Creativo 2020.
Programa: Pabellón - Instalación artística.
Proyecto: Federico Colella, José de Villar
Team: Federico Colella, José de Villar, Julian Benitez, Martha Serra, Juan Pablo Arriaga.

Paisaje: Adrián Orozco.
Constructor: Fabrica Astilla / Julian Benitez
Fotografía y visualización: A.F.C.

Descripción

ESTÉTICA DE LA DISTANCIA:

PROYECTO U.P.I.: UNIDAD DE PAISAJE INDIVIDUAL.

 

En 1966 Edward T. Hall en su libro “”[1], inventa la proxémica, la disciplina entre psicología, sociología y antropología que estudia la relación espacial entre personas, la distancia entre los cuerpos como hecho biológico y cultural.

En época de COVID-19 hemos familiarizado también con el concepto de Zoonosis, como probable causa del Virus: la interferencia cada vez más frecuente entre ser humano y medio ambiente natural salvaje. Para evitar el contagio se ha decidido aumentar la distancia física entre seres vivientes, distancia que afecta la relación de los cuerpos con el hábitat en el cual viven. Las ciudades, origen de las relaciones sociales humanas se han desertizado, así como las zonas suburbanas, rurales y las reservas ecológicas, las personas han buscado refugio en las viviendas privadas, los condominios y las casas suburbanas y rurales.

La necesidad de restablecer un contacto con el medio natural es primordial, pero no será lo mismo después de la pandemia; será necesario replantear una proxémica un espacio de convivencia entre seres vivientes y su hábitat.

El proyecto UPI plantea una instalación arquitectónico-paisajística que pretende reflexionar sobre el concepto de distancia entre seres humanos y medio natural, especulando sobre los dualismos natural/artificial, separación/cercanía ciudad/medio-ambiente proponiendo nuevos límites entre cuerpos físicos.

UPI está constituido por una serie de pequeñas cápsulas habitadas: micro-paisajes pensados para hospedar un solo ser humano a la vez.

Estos módulos reproducen pequeños ambientes naturales contando de la presencia de elementos inorgánicos: (rocas, estructuras de maderas y metal, tejidos y lonas) y orgánicos: tierra y arena, especies vegetales, insectos, agua).

Los módulos, transportables y desmontables, están pensados para ser ensamblados entre ellos para generar un pequeño hábitat complejo, ya que cada capsula puede reproducir ciertas diferentes condiciones climáticas y biológicas a partir del concepto de ecosistema, relacionadas con la grande variedad de México y de Nuevo León, lugar donde se construirá la pieza. Los pequeños jardines, a través del manejo de aire y agua, reproducirán situaciones paisajísticas típicas de tres condiciones climáticas: seca, templada y húmeda; la infraestructura arquitectónica de este ensamblaje también está pensada por dos posibles usos.

Por un lado, envolver un paisaje existente (un parque urbano o una reserva natural) convirtiéndolo en varias Unidades de paisaje individuales.

Por otro lado, recrear en un contexto artificial urbano, la maravilla de la naturaleza.

 

[1] Versión Castellana Hall, Edward T. La dimensión oculta. México, D.F.: Siglo XXI, 2005.