"De oro quemado": Propuesta para el "Concurso internacional Parque de Las Palmeras" - Garrucha - Almería 2004 

Ubicación: Parque de Las Palmeras, Garrucha, Almeria. España

Año: 2004 Julio

Cliente: Ayuntamiento de Garrucha - Concurso Internacional de Proyectos. 
Programa: Parque publico urbano en nueva urbanización.
Proyecto: Federico Colella, Licinia Aliberti, Gianluca Bilotta, Silvia Izzi.
Team: Federico Colella, Licinia Aliberti, Gianluca Bilotta, Silvia Izzi.
Paisaje: Federico Colella, Licinia Aliberti, Gianluca Bilotta, Silvia Izzi.
Premios: Segundo Accesit 

Descripción

DE ORO QUEMADO:

El proyecto se desarrolla según una lectura morfológica del territorio. La llanura amplia y árida, los colores da la tierra, rojo, amarillo, moreno, "de oro quemado" utilizando unas palabras de Neruda, se contrapone a los desniveles improvisos, los escarpes, el espacio libre del entorno, el mar. Las palmeras, altas y delgadas se disponen en grupos pequeños según cierta adaptación a las curvas de nivel. Son los únicos elementos vivos. El parque nace desde las palmeras. Nuevos grupos se disponen según el curso de las existentes, crean un dibujo por fajas que naturalmente se adaptan y subrayan las curvas de nivel. Las fajas individuadas son ligeras dunas que se disponen en parte al borde del parque y dialogan con el perímetro del área tan irregular y fragmentado. Intentan asì solucionar el tema de los escarpes y crear espacios protegidos y más encerrados en contraste con el gran llano abierto del entorno. Los espacios libres que las unen son ordenados por una trama regular pero variada según un ritmo de bandas paralelas de diferente anchura que siguen la orientación de la antigua carretera de Garrucha a Vera. Son huellas que atraviesan el parque y se relacionan con el entorno urbano, creando campos de cultivo de diferentes texturas, memoria de una lógica agrícola de partición del espacio.

TRAZADO Y GEOMETRÍA

Se trata entonces de dos sistemas geométricos que organizan el parque: uno es lo de las dunas que siguen un dibujo orgánico y parcialmente relacionado con la topografía del lugar y su naturaleza; el otro es  la trama agrícola-urbana y se refiere a la intervención humana sobre el territorio natural.

Un recorrido longitudinal cruza el entera área de actuación siguiendo la dirección de preferencia y el trazado del “Arroyo de la Jara”. Los accesos al parque se disponen todos en sentido trasversal de manera que, ese largo paseo longitudinal, puede recogerlos todos y juntar los fragmentos de parque separados por las calles. El recorrido es una larga linea ligeramente apoyada al suelo. A la altura del “camino viejo de Garrucha” se levanta hasta sobrepasar la calle y llega de esta forma a la cota de 8 metros, de acuerdo con la cota del parque, solucionando asì la conexión entre las dos partes. La memoria del arroyo enterrado se manifiesta en unas bandas de agua que se disponen entre el recorrido y las dunas. La humedad favorecida por las dunas favorece la captación y almacenamiento de agua adentro de los espacios creados entre las dunas. Se trata de pequeñas lineas de riego que se ensanchan ligeramente en correspondencia de las dunas y que siguen el dibujo de la trama,  como pequeños canales de riego. Los espacios internos creados por las dunas acogen las actividades del parque creando áreas temáticas : Una plaza para conciertos y actividades al aire libre se halla en la zona mas amplia, caracterizada por el curso del terreno que crea terrazas a diferentes alturas. El espacio se organiza con elementos de piedra, formas escultóricas liadas al aspecto inorgánico y árido típico de las zonas sub-deserticas. - Zonas de descanso se disponen a lo largo del recorrido disfrutando el desnivel y ofreciendo puntos privilegiados de mirada hacia el paisaje. - Dos áreas para juegos se disponen de forma estratégica en la parte mas cercana al emplazamiento urbano.

Otra área acoge mesas para pic-nic, asadores, fontanas y está protegida por las dunas que crean una barrera contra los ruidos de la carretera y su visión directa. Unos “tótem” dispuesto a lo largo del “recorrido longitudinal” tienen el doble objetivo de medir el trazado y de alojar las luminarias que también se realizaran en el suelo. La paleta vegetal cuidadosamente escogida, permite un atento manejo de colores y texturas y al mismo tiempo, siendo especies endémicas sobretodo del mediterráneo meridional, un eficaz ahorro en términos de consumo de agua y mantenimiento.